robert-y-odreman

 

Cada vez más asesinatos se van sumando a un mismo círculo amistoso, laboral y político. Aunque el Cicpc asegura que no están vinculados los casos de Alexis Barreto (2012), Juan Montoya (febrero 2014), Robert Serra y María Herrera (1ro de octubre 2014) y los cinco muertos de Quinta Crespo (7 de octubre 2014), la historia de sus vidas indica lo contrario

 

Daniela Dávila Torres / @IdeasdeDaniela

María Alesia Sosa Calcaño / @MariaAlesiaSosa

Unidad de Investigación de RunRunes

4Casos9Homicidios

En los últimos dos años, nueve muertes violentas de personas afectas al chavismo han tenido lugar en un radio de 1,6 km alrededor del Panteón Nacional. Todos hacían vida política en el Partido Socialista Unido de Venezuela. Todos pertenecían a colectivos o estaban directamente relacionados con ellos. Sin embargo, tanto el Gobierno como el CICPC niegan que exista una relación directa entre los sucesos.

 

 

El ministro de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, negó cualquier vinculación entre el allanamiento del martes 7 de octubre en el edificio Manfredi de Quinta Crespo, donde fallecieron cinco personas, y el asesinato del diputado Robert Serra, ocurrido una semana antes.También el director de la policía científica, José Gregorio Sierralta, declaró que ambos casos no estaban relacionados.

 

 

¿Quiénes son los involucrados?

Pero las personas involucradas en los crímenes tienen conexiones y aspectos en común. Han pertenecido a algún colectivo armado, trabajaron juntos o han tenido relaciones directas entre sí.

Al menos seis de los once que protagonizan estos casos fueron escoltas o fungieron como seguridad personal de funcionarios del Gobierno.

De esos seis escoltas implicados, cuatro fueron, o son, efectivos policiales.

A su vez esos guardaespaldas pertenecían a diferentes colectivos. Cuatro de ellos eran al mismo tiempo: escoltas, policías y formaban parte de un colectivo.

 

 

A continuación se explican las relaciones que existían entre los involucrados en estos casos y se muestran algunas de las fotografías que lo comprueban: